Al fallecer una persona a menudo nos encontramos con el problema de conocer cual ha sido su última voluntad, así como qué bienes integran la herencia del difunto. Ambas cuestiones implican una labor de localización que con frecuencia precisan un asesoramiento jurídico especializado para evitar el riesgo de tener sorpresas que acaben costándonos más que una consulta jurídica (aparecen nuevos herederos que desconocíamos, un testamento que ignorábamos, etc)

    Pues bien, dicho esto, lo primero que hay que hacer tras el fallecimiento y una vez obtenido el certificado de defunción, es ir al Registro General de Actos de Ultima Voluntad. Es lo que se conoce como Registro de Últimas Voluntades.

    Este registro nos va a detectar si una persona ha otorgado uno o más testamentos, cual es el último y por tanto el que se aplicará, en qué fecha y en qué Notaría.

    Además de solicitar este certificado de actos de última voluntad, también será necesario solicitar un certificado de los seguros de vida que esa persona pudo tener contratados, pues dichos documentos son importantes para incorporarlos a la adjudicación de herencia del difunto. Para solicitar ambos certificados, habrá que rellenar un impreso y pagar la tasa correspondiente.

    Aunque puedes pedir solo el Certificado de Últimas Voluntades o el Certificado de Seguros de Vida, en cuyo caso se abonará solo la tasa que corresponda a cada uno, nuestro consejo es que solicites ambos a la vez.

    El certificado de actos de última voluntad es el documento que acredita si una persona, ha otorgado testamento/s y ante qué Notario/s. De esta forma, los herederos podrán dirigirse al Notario autorizante del último testamento y obtener una copia (autorizada) del mismo. Como sabéis, en un principio y salvo que se declare la nulidad, el último testamento es que el que tiene validez y es el documento inicial que se precisa para la realización del cualquier acto sucesorio.

    Documentación y requisitos necesarios:
    1.- Pagar la tasa (Modelo 790, se puede descargar online u obtener gratuitamente en las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia).

    2.- Deberá acompañarse un Certificado Literal de Defunción, que habrá de ser original o fotocopia compulsada, expedido por el Registro Civil correspondiente a la localidad en que la persona haya fallecido, y en el que deberá constar necesariamente el nombre de los padres del fallecido.

    PRECIO DE LA TASA: 3,70 €

    ¿Quién puede solicitarlo/presentarlo?
    Puede solicitarlo cualquier persona, siempre que presente los documentos requeridos.

    ¿Plazo para que expidan el certificado de actos de última voluntad?
    Si lo solicita de forma presencial normalmente se lo entregan en el día.
    El certificado de actos de última voluntad ha de solicitarse una vez hayan transcurrido 15 días hábiles a partir de la fecha de defunción.