Según el art. 14 LH por regla general para inscribir bienes y adjudicaciones concretas deberán determinarse en escritura pública o por sentencia firme los bienes, o parte indivisa de los mismos que correspondan o se adjudiquen a cada titular o heredero con la sola excepción de que se tratare de un heredero único, y no exista ningún interesado con derecho a legítima, ni tampoco Comisario o persona autorizada para adjudicar la herencia,

     

    En estos casos, para inscribir directamente a favor del heredero los bienes y derechos de que en el Registro era titular el causante se puede hacer mediante un documento privado determinativo de los bienes comprendidos en la sucesión, con firma legitimada notarialmente y, acompañado de los documentos a que se refiere el artículo 16. Lo que puede suponer un ahorro considerable. El coste de la legitimación notarial es muy inferior al de la escritura pública.

     

    Este caso de heredero único se ha citado tradicionalmente como una de las excepciones al principio de titulación pública, al permitir el acceso al Registro de una mera instancia privada.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *