Uno de los principales hitos jurídicos de 2.017 ha sido la declaración de inconstitucionalidad de los art. 107.1, 107.2 a) y 110.4 del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales por la Sentencia del Tribunal Constitucional 59/2017 de 11 de mayo de 2.017: únicamente en la medida que someten a tributación situaciones inexpresivas de capacidad económica.

    El art. 104 del TRLRHL define el IMIVTNU (plusvalía municipal), como un tributo directo que grava el incremento de valor que experimenten los terrenos de naturaleza urbana puesto de manifiesto a consecuencia de la transmisión de la propiedad de los terrenos por cualquier título o de la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos terrenos.

    Hasta el día de hoy, el cálculo de la base imponible de la plusvalía municipal se ha venido realizando mediante la aplicación de un porcentaje sobre el valor catastral del inmueble a la fecha de su transmisión. Este porcentaje —fijado por las ordenanzas fiscales de cada municipio— se incrementa de forma directamente proporcional a los años en que el inmueble ha sido propiedad del transmitente, con el límite de los 20 años.

    Sin embargo, la variación real del precio de mercado de un inmueble no tiene correlación con un porcentaje automático sobre del valor catastral de la misma finca. Según la forma de determinar la base imponible del art. 107 del TRLRHL el valor de un inmueble no puede ni estancarse ni descender nunca y arroja siempre un incremento de valor.

    El Tribunal Constitucional ha estimado que el IMIVTNU es inconstitucional y no se produce el hecho imponible del impuesto en aquellos supuestos en los que somete a tributación situaciones inexpresivas de capacidad económica, esto es, aquellas que no presentan aumento de valor del terreno al momento de la transmisión por no existir ganancia patrimonial al ser inferior el valor de la transmisión al de la adquisición, y vulnerar así el principio constitucional de capacidad económica consagrado en el art. 31.1 CE.

    A raíz de esta sentencia del Tribunal Constitucional se ha abierto una vía más de impugnación del impuesto por inexistencia de base imponible que está siendo acogida en favor del contribuyente por algunas sentencias de nuestros tribunales.

    Para reclamar las cantidades indebidamente ingresadas será necesario solicitar la revisión de la liquidación del impuesto municipal o la devolución como ingreso indebido en el caso de autoliquidación por el contribuyente.