Audiencia Provincial de Valencia, Sección 11ª, Auto de 15 de mayo de 2017.

    ING Bank NV Sucursal en España formuló demanda de proceso monitorio frente a una cliente, en exigencia del importe principal de 61.552,46euros como deuda líquida contraída por la demandada por el impago de 5 préstamos suscritos por la demandada con la actora, una vez que los declara anticipadamente resueltos por el incumplimiento de la demandada del calendario de pagos previstos.

    Se dio traslado a las partes para que se pronunciasen sobre la posibilidad de declarar de oficio la nulidad de las cláusulas relativas al interés de demora y al vencimiento anticipado; finalmente el juzgado de instancia dictó Auto declarando abusiva la condición general 10ª de los 5 contratos de préstamo, relativa al vencimiento anticipado, por lo que no admitió la demanda.

    ING recurrió alegando:

    a) que no ha sido interpretada la cláusula de vencimiento anticipado conforme a su significado real, puesto que la referencia a «cualquiera de las obligaciones» no significaba que lo fuese al impago de una sola cuota mensual, pues la obligación de pago del principal era única con independencia de que se fraccionase en diversas mensualidades como amortizaciones periódicas a fecha fija a efectos de la devolución, lo que conllevaba el que, para acudir al vencimiento anticipado, debía entenderse incumplida la única obligación de pago, lo que determinaba el que se produjese el incumplimiento suficientemente reiterado y grave en el pago de las cuotas, acaecido por el impago respectivo, en cada uno de los contratos, de un total de 20 cuotas, acudiéndose al vencimiento anticipado tras ello.

    b) al vencimiento anticipado se podría acudir, incluso, sin dicho pacto, por el indicado grave incumplimiento de la demandada de su obligación de pago, sin que fuera obstáculo lo dispuesto en el artículo 1129 CC, y atendiendo a los criterios jurisprudenciales que indica y gravedad del incumplimiento y circunstancias concurrentes en el caso concreto.

    Ahora, la Audiencia dice:

    • La demanda cita expresamente como fundamento de su reclamación la cláusula contemplada en los contratos que autorizaba a la demandante a dar por vencido anticipadamente los mismos; por tanto, cabe considerar que ING se amparaba en ella, y no directamente en preceptos del Código Civil, para promover dicho vencimiento.

    • Corresponde declarar la nulidad de la cláusula al margen de que el demandante la haya o no aplicado dando por vencido el contrato, cuando se permite a partir del impago de un solo vencimiento (o parte del mismo), puesto que se ha amparado en dicha cláusula para dar por vencido el contrato, y lo significativo para considerar su abusividad es que la estipulación así lo permita, ya que de no apreciarse así se mantendría viva la cláusula abusiva y nada impediría utilizarla y su pervivencia e incorporación en lo sucesivo a este y otros contratos firmados con consumidores, quedando al arbitrio del profesional actuar de una u otra forma.
    • Lo que se confirma en el ATJUE de 11 de junio de 2015 cuando señala, con alusión especial a las prerrogativas del Juez nacional a efectos de garantizar el efecto disuasorio que contempla el artículo 7 de la Directiva 93/13, respecto a la existencia de la cláusula abusiva en el sentido del artículo 3, apartado 1 de la misma Directiva, no quedan supeditadas a que la cláusula abusiva se aplique o no.

    • Además, la cláusula abusiva de vencimiento anticipado repercute decisivamente sobre cómo debió ser el abono de las cuotas de los préstamos, desnaturalizando además el saldo final que se reclama como debido, haciendo improcedente tanto el vencimiento anticipado como el procedimiento monitorio iniciado a partir de ello.

    • Se desestima el recurso de apelación y se confirma íntegramente el Auto de primera instancia y, por ende, se ratifican la declaración de nulidad de la cláusula y la decisión de la improcedencia de la pretensión, adoptada de oficio, conforme al artículo 815-4 LEC.
    • Todo ello sin perjuicio del derecho de la demandante ING a poder exigir directamente, en juicio plenario diferente, los importes que se consideren adeudados, pero haciendo abstracción y sin aplicación del clausulado declarado nulo por abusivo, y dado que al ampararse la resolución del contrato en la cláusula de vencimiento anticipado que se declara abusiva cabe entender que mientras no se resuelva por razones distintas el contrato sigue vigente y desplegando sus efectos normales.