En los casos de arrendamiento de inmuebles cuyo arrendatario vaya a darle un uso de trastero o almacén, la operación estará sujeta a IVA, por lo que el arrendador tendrá que cobrar el IVA correspondiente al arrendatario y declararlo en el correspondiente modelo 303 de IVA, con independencia de si realiza o no actividad comercial o profesional en el inmueble, y de si el arrendador es persona física o persona jurídica y si el arrendatario es persona física o persona jurídica.

    Respecto a la retención, depende del uso del trastero o almacén. En los casos en que el arrendatario realice actividad económica tendrá que practicar retención sobre la renta pagada y no habrá obligación de retener en los casos en que el arrendatario no realice actividad económica, conforme al art. 76 RIRPF. No obstante, existen excepciones previstas en el art. 75.3g) RIRPF como que la renta no supere los 900 euros anuales y, cuando el arrendador acredite documentalmente al arrendatario que se dedica a actividad clasificada en alguno de los epígrafes del grupo 861 del IAE o en algún otro epígrafe que le permita ejercer actividad de arrendamiento o subarrendamiento de bienes inmuebles urbanos.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *